Noticias

 
Agricultores afectados por el Plan de Doñana presentan 333 alegaciones ‘fundamentadas’ que afectan a 1.137 hectáreas

Agricultores afectados por el Plan de Doñana presentan 333 alegaciones ‘fundamentadas’ que afectan a 1.137 hectáreas

La Comunidad de Regantes ‘El Fresno’ en el Condado de Huelva, Freshuelva y otras cooperativas y asociaciones de agricultores de los municipios de Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado han presentado hoy en la Delegación de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía en Huelva un total de 333 alegaciones al Plan de la Ordenación de las Zonas de Regadío ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana y que afectan a 1.137 hectáreas. Unas alegaciones ‘totalmente fundamentadas, con razones de peso y que se corresponden con la realidad’.

En este sentido, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Comunidad de Regantes ‘El Fresno’ en el Condado de Huelva, Ángel Gorostidi, ha señalado que ‘están totalmente apoyadas” por los ayuntamientos de Lucena, Bonares y Rociana del Condado y por las asociaciones de regadíos de estos tres municipios y de Moguer.
Las alegaciones presentadas al plan en su conjunto recogen aspectos de los corredores ecológicos, las fincas, la memoria y las normas. En el caso de la norma, Gorostidi ha destacado la dotación de agua por hectárea al año, ya que el plan contempla 4.000 metros cúbico por hectárea al año, “algo que no admitimos”, por lo que los agricultores entienden como la cantidad ideal 6.000 metros cúbicos para que el cultivo ‘no sufra y reporte resultados óptimos’. En cuanto a las parcelas, ha hecho hincapié en que el plan contempla un número de parcelas de secano y ‘nosotros consideramos que son de regadío’.
Por otro lado, Gorostidi ha destacado las alegaciones que se refieren a los corredores ecológicos –un espacio a través del cual la fauna puede conectar entre dos territorios distintos–. El plan contempla un total de 230 kilómetros, y en las alegaciones presentadas “proponemos una modificación del nueve por ciento, de unos 20 kilómetros, consiguiéndose así que no se tocase ni una sola parcela de cultivo y trasladándose el corredor a terrenos forestales”.
Sobre este asunto, en declaraciones a Europa Press, el presidente de Freshuelva, Alberto Garrocho, ha manifestado que “con una simple modificación, que justificamos y explicamos, el sector de frutos rojos de la zona no se vería afectado”, ya que de no ser así, “parte del sector pasaría a ser de secano”.
Del mismo modo, ha puntualizado que durante los últimos 50 años, la fauna se ha movido por determinados itinerarios marcados, por lo que ahora ‘no se le puede cambiar su comportamiento de coger por determinados espacios prefijados’.
En el caso de que algunas de estas parcelas viniesen denegadas y no reconocidas como regadío, los propietarios de las explotaciones iniciarían un proceso judicial amparado por el recurso correspondiente.
Según declaraciones de los sectores agrícolas implicados ‘todas las alegaciones van fundamentadas y con mucho peso’, indicando además que es ilógico que se hayan concedido subvenciones con fondos europeos en años anteriores para mejoras y modernización de regadíos y ahora no se les permita el riego.
Las 1.137 hectáreas alegadas, según han explicado, “van fundamentadas con cartografía de los años 2004 a 2008 en las que se ve claramente que son lugares con riego; con certificados de la Comunidad de Regantes; de los ayuntamientos, que acreditan el canon y la propiedad”. Además, dicen no entender “que la Consejería de Agricultura y Pesca considere estas zonas de regadío y otras consejerías digan ahora lo contrario”.
Por otro lado, estas zonas han sido subvencionadas desde el año 2004 por ser de regadío, para incluir mejoras y modernización en los terrenos, “por ello no entendemos que ahora se consideren de secano”.
El sector agrícola espera que las alegaciones sean tenidas en cuenta, y dan por hecho que se contestarán a los 333 expedientes generados, ya que la Ley contempla que deben de ser contestadas y fundamentadas una a una.
El ámbito de aplicación que abarca el plan, comprende 64.831 hectáreas de cinco municipios onubenses, en concreto Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado, en los que se concentra una población cercana a los 60.000 habitantes. De esta superficie, el 34 por ciento se destina a la agricultura, de la que el 60 por ciento se dedica a cultivos de secano y el resto a regadíos, mientras que 22.338 hectáreas gozan de algún tipo de protección ambiental y 29.900 están catalogadas como monte público.

alegaciones Condado2
Compartir Imprimir