Salud

 

Los arándanos azules ayudan a controlar la presión arterial en las mujeres

Los arándanos azules ayudan a controlar la presión arterial en las mujeres

Comer arándanos azules todos los días reduce la presión alta límite en las mujeres de mediana edad, según revela un estudio de Estados Unidos.

Las participantes que consumieron arándanos criodeshidratados durante dos meses disminuyeron sus valores de presión y mejoraron los nieles de ácido nítrico en sangre.

“Esto nos dice que los arándanos mejoran la salud de los vasos sanguíneos y bajan la presión”, dijo la autora principal, Sarah Johnson, especialista en nutrición y ejercicio de Florida State University, Tallahassee.

Su equipo no sugiere reemplazar los antihipertensivos con arándanos, pero opinan que contrarrestarían el aumento de la presión y la rigidez de las paredes de los vasos sanguíneos después de la menopausia que aumentan el riesgo cardíaco femenino.

En el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, el equipo publica que estudios previos habían sugerido que los arándanos servirían para disminuir la presión y algunos trabajos también habían señalado que los flavonoides y otras sustancias del arándano reforzarían los niveles de ácido nítrico, que afecta las células de las paredes vasculares.

El nuevo estudio incluyó a 48 mujeres postmenopáusicas con prehipertensión e hipertensión de grado 1. Durante ocho semanas, la mitad consumió 22 g/día (1,5 cucharadas) de polvo de arándanos criodeshidratados (equivalente a una taza de arándanos frescos) y la otra mitad consumió un polvo idéntico sin arándanos.

Al inicio del estudio, a las cuatro y a las ocho semanas, los autores les controlaron la presión y la rigidez arterial.

Ambos grupos habían comenzado el estudio con 138/79 mm Hg de presión, valores que se mantenían a las cuatro semanas. Pero a las ocho semanas, el grupo que había consumido arándanos tenía una presión promedio de 131/75 mm Hg, es decir, un 5-6 por ciento más baja que al inicio. En el grupo control, los valores se mantenían sin cambio.

Los niveles de ácido nítrico en sangre aumentaron un 68 por ciento en el grupo que había consumido el polvo de arándanos y, para Johnson, eso habría favorecido el descenso de la presión porque relaja las paredes arteriales.

La autora aseguró que el efecto observado en la presión es significativo cuando se lo compara con el efecto de los antihipertensivos y otras intervenciones, aunque eso también depende de cada organismo.

El polvo de arándanos criodeshidratados se vende en comercios e Internet por unos 2 a 5 dólares por cada 30 g.

En las mujeres de entre 50 y 55 años, con presión alta límite, no siempre se recomienda utilizar fármacos, según explicó la doctora Chileshe Nkonde-Price, directora del Centro Cardiovascular de las Mujeres de Penn, Filadelfia, y que no participó del estudio.

“Las mujeres menopáusicas que a menudo están en esa ‘zona gris’ pueden controlar la presión si mantienen el peso normal con dieta y ejercicio y si reducen el consumo de sodio. Pero es difícil de practicar estos consejos a diario”, destacó.

Para Nkonde-Price, agregar una taza con arándanos azules a la alimentación diaria es “simple” y algo que sus pacientes pueden cumplir fácilmente.

 

Fuente: www.scientificamerican.com

Compartir Imprimir